Nueva vida a la edificación industrial. El arte de transformar sin parar las máquinas - Edhinor
16673
post-template-default,single,single-post,postid-16673,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

Nueva vida a la edificación industrial. El arte de transformar sin parar las máquinas

Los edificios dedicados históricamente a usos industriales se llenan de vida en el presente con nuevas utilidades, pero siempre conservando su impronta arquitectónica. La compañía Edhinor trabaja bajo estas premisas en la Fábrica de Harinas de Torija, situada en la provincia de Guadalajara, sin frenar su producción y en perfecta sintonía con arquitectos y propiedad.

En los últimos años hemos asistido a una sistemática reconstrucción de instalaciones que albergaron una actividad industrial en el pasado.
Todas estas actuaciones parten de un edificio en el que ha desaparecido el uso original que motivó su singularidad arquitectónica. Estas construcciones se convierten así en objeto de una transformación profunda; transformación encaminada a dotar a estas instalaciones de nuevos usos.

El grado de modificación de la propia arquitectura del edificio depende, en muchos casos, de la fuerza visual de la misma, de la impronta que esta arquitectura singular ha dejado en la memoria de la ciudad. En esta forma de intervenir sobre los edificios industriales, se cuenta con la evidente ventaja de su inactividad, puesto que ha desaparecido su uso original y se actúa sobre cascarones vacíos, en mejor o peor estado de conservación. La transformación y la asignación de nuevos usos transportan el edificio, de nuevo, al presente.

EL CASO DE LA FÁBRICA DE HARINAS DE TORIJA

Sin embargo, en el caso de la Fábrica de Harinas de Torija,el edificio sigue vivo, en plena producción de la industria para la que fue construido y que lo mantiene en el presente y a la vez, lo aleja del mismo por la progresiva falta de adecuación de su arquitectura a las nuevas
tecnologías de fabricación. Por este motivo, la propiedad de la Fábrica de Harinas de Torija (Guadalajara), en manos de la empresa Haritosa, decidió plantear el reto de abordar una transformación profunda del edificio haciéndolo más eficiente y sostenible, sin que éstos cambios afectasen a una producción de la fábrica que solo se interrumpe durante un día al mes (por tareas de mantenimiento).construccion españa

Geo2Arquitectura, desarrolla un cuidado proyecto

TRABAJO DE VERTEBRACION Y PLANIFICACION

El equipo técnico de Edhinor aceptó este reto y en la actualidad trabaja a pleno rendimiento para acometer las obras. Para lograr superar este reto, ha sido fundamental el trabajo previo, labor que constituye el eje para vertebrar toda la actuación en torno a dos premisas fundamentales: por un lado, la producción de la fábrica no se interrumpirá como consecuencia de las obras y, por otro, la seguridad de todo el personal (fábrica y obra) debe estar garantizado en todo momento, ya que dichos trabajos se llevarán a cabo en un entorno altamente explosivo.

OBJETIVO: LOGRAR UNA FÁBRICA MÁS EFICIENTE Y SOSTENIBLE

Con el objetivo claro de llevar a buen puerto este ambicioso proyecto, el equipo técnico de Edhinor se ha sometido a un proceso de inmersión para lograr mimetizarse con el personal de la fábrica, integrándose por completo en su día a día.

Durante este proceso, han conseguido hacer suyos los criterios de producción y de prevención de los responsables de producción de la fábrica, habiendo desarrollado el plan general de obra estructurado en torno a los siguientes puntos:

En primer lugar, han llevado a cabo la preparación y el control a través de una cuidadosa planificación de los trabajos desarrollada, codo con codo, con la propiedad y el estudio de arquitectura, sincronizando la ejecución de las etapas previamente establecidas con la implantación de nuevas maquinarias y el relevo de las existentes en el proceso productivo de la fábrica. En este punto ha sido preciso coordinar, no solo los trabajos, sino también los equipos técnicos de los distintos fabricantes de maquinaria, teniendo en cuenta también al personal de la fábrica que los va a manipular posteriormente.

Como segundo pilar de este plan general de obra nos encontramos con la importancia del control de la calidad en los procesos de ejecución,
encaminado a asegurar el correcto funcionamiento de cada fase a poner en marcha.

Por último, la gestión de la prevención de riesgos durante la ejecución de los trabajos, también es un punto de vital importancia a tener en cuenta. Esta gestión ha sido posible gracias a la perfecta coordinación con el equipo directivo de la fábrica y la dirección de obra.

EN TOTAL SINTONÍA

Una constante en las obras de rehabilitación y modernización de instalaciones industriales es que el edificio en sí no es, para el propietario, el objetivo final; es tan solo el vehículo para la mejora de su proceso productivo, proceso que no
puede parar.

El equipo de Edhinor, formado por técnicos y profesionales en perfecta sintonía con los arquitectos y la propiedad, ha sido la piedra angular
en la consecución de ese objetivo. Trabajar sobre lo construido, mientras se utiliza en un proceso de fabricación ajeno a la propia obra, implica un alto perfil tecnológico del personal, especializado no solo en las técnicas de rehabilitación de edificios, sino también en la organización y gestión de equipos multidisciplinares.

obra publica construccion-espana

Una constante en las obras de rehabilitación y modernización de instalaciones industriales es que el edificio en sí no es, para el propietario, el objetivo final; es tan solo el vehículo para la mejora de su proceso productivo, proceso que no puede parar.